Void Memory – Photos from Mexico » A photographic journey into the dephts of Mexico

Masthead header

BANCA

RICK SAMMON

Rick Sammon es uno de los fotógrafos que más admiro, y estuve muy cerca de tomar un workshop con él. Su fotografía me llamó la atención cuando vi sus fotografías de San Miguel de Allende, Guanajuato. Los colores, las composiciones y su forma de ver la gente me llamaron demasiado la atención. Espero que en algún momento podamos coincidir en un workshop o en un photowalk.

LA BANCA

Y cuando visité San Miguel de Allende busqué una de las bancas que Rick había fotografiado e hice lo propio, desde otro ángulo por supuesto, para que no se vieran fotografías iguales.

Una Banca en San Miguel de Allende.

Una Banca en San Miguel de Allende.

ITESM – TECH TRENDS FORUM 2013

Segundo año consecutivo que el equipo de Proshow produce este importante evento para el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. De igual manera, segundo año en que realizo la escenografía para el Foro. A continuación un render, un plano de AutoCAD y una foto de la escenografía montada en Cintermex.
l04

la010211

El proyecto completo lo pueden apreciar en mi galería de Behance aquí

LA CRUZ

LA CRUZ

Para las cinco de la tarde el sol ya se había ocultado detrás de las montañas, para las seis de la tarde mi reloj biológico me pedía que me fuera a dormir, a las siete de la tarde ya estaba en la cama; aquella era de tamaño individual y era sumamente incómoda para mi espalda. Dormir sobre tubos y púas hubiera sido más placentero. El sonar de las campanas de la iglesia del pueblo cada hora sólo agudizaba las cosas. Empecé a ver sombras sobre las paredes, a escuchar sonidos en donde no había ninguno. Agotado, salí del cuarto mucho antes del amanecer. Era la penumbra previa a éste. Se escuchaban algunos trinos de pájaros en los árboles en el cañón que divide el pueblo en dos. El aire olía a carbón y a caballo. Caminé sin rumbo específico, y para cuando los primeros rayos del sol se colaron por entre las cimas de la cordillera, ya se escuchaba el bullicio de un centenar de niños que iban con dirección a la escuela del pueblo. Fui hacia ellos y vi la manera en que salían a través de los pórticos de sus casas, apresurados, corriendo; y luego vi a este niño y la sombra que se proyectaba enciman de él. Y pensé en su dura carga, en la manera en que le fue arrebatada la libertad con la excusa de que estudiando te lleva de inmediato a una vida mejor.
Todos llevamos una cruz, pero para algunos esta es demasiado pesada.

Niño en Real de Catorce.

Niño en Real de Catorce.

RECREANDO EL ATARDECER

EL REGIOBELIEVER

Usaré un término inventado por amigo muy-muy lejano para sacar algo de mi sistema. No entiendo en dónde quedó o qué le sucedió a la cultura del Regio (léase: habitante de Monterrey o de su extensa área metropolitana). Si me preguntan a mí diría que todo se vino abajo en 1994 cuando el entonces partido de oposición ganó la alcaldía de la ciudad, pero eso es un pensamiento MUY personal. Quizás todo se perdió cuando se empezaron a adorar a los equipos de futbol como si fueran dioses de repuesto; quizá fue cuando los mililitros de las cervezas comenzaron a subir y el tamaño de los cerebros disminuía; o cuando se perdió totalmente todo signo de cultura y de respeto, cuando se hizo lo que a cada uno le dio la gana, cuando un “por favor” se reemplazó por un “ándale wey”, cuando una persona mayor pasó de ser respetada a ser puesta a un lado, cuando valía más traer una impresionante camioneta que haber leído un libro. Como fantasías quedaron aquellos relatos de nuestros abuelos que hablaban de la honestidad y del trabajo del Regio; en tristes chistes se convirtió aquello de que los dueños de las empresas hacían colonias con viviendas dignas para sus trabajadores, que de obrero podías mandar a tus hijos a la UANL. Todas esas empresas “orgullosamente regiomontanas” pasaron a manos foráneas, personas que todo lo ven con un signo de pesos al lado izquierdo. El empleado se transformó de un activo valorado a un “algo” que cuesta y que debe de ser reemplazado al primer movimiento del mercado bursátil. Sin embargo, el Regio se sigue creyendo aquello de que “por nosotros se mantiene el resto del país”, cultura primitiva y fuera de lugar; el Regio llora al Don que llevó a a su empresa a ser la número uno en el mundo, pero no llora los despidos masivos y la desaparición de Departamentos enteros de un día para otro que ocurrían con frecuencia en esa misma empresa…El Regio tampoco llorará que gracias al Don tenemos todos los cerros mochos. El Regio llorará y se levantará en armas sólo cuando su equipo de futbol ligue dos derrotas. Amo a mi Estado y a mi ciudad, mas cada día que me enfrento a las marañas de carros atravesados sin sentido en cada crucero, aquel amor se hace cada vez más difícil.

RECREANDO EL ATARDECER

¿Y dónde quedó la cultura? Reducida a una o dos páginas en el periódico de mayor circulación en la ciudad. La Sección Cultural pasó de ser una “sección” a un complemento de la sección de espectáculos. Pasó de tener un espacio destinado diariamente a los fotógrafos locales a tener breves comentarios acerca de las dos obras de teatro que hay en la ciudad. En fin, en ese apartado de fotografía me publicaron una que le pusieron como nombre “Atardecer”. Muchos años después regresé al lugar en donde tome aquella fotografía y la intenté recrear. Este es el resultado.

Atardecer en la Isla del Padre, TX.

Atardecer en la Isla del Padre, TX.

edigatorMay 27, 2014 - 4:17 pm

No se te olvide que los regios masacraron a los indígenas, envenenando los pozos y apropiándose de sus tierras.
También que si el apogeo de la ciudad industrial se dio porque se vendía alcohol a Estados Unidos en época de prohibición. Ése también es el estado.
El crecimiento de los 60-70s se dio por la alta corrupción del halconso Mtz Domínguez y recordemos que los jesuitas fundaron el tec y tras el asesinato de EGS los del opus dei se lo apropiaron, ¿tendrá algo que ver?…

7-14

7-14

Amo las puertas de las casas; en especial cuando siento que me pueden contar un cuento acerca de todo lo que ha sucedido en alguna población.

Puerta en Río de San José, Galeana.

Puerta en Río de San José, Galeana.

NOS VEMOS PRONTO

JUEVES MÓVILES – NOS VEMOS PRONTO

Esta fotografía no la tomé en el momento en partiríamos de regreso hacia Monterrey, pero el sol apenas saliendo y el tronco lleno de moluscos que era llevado de ida y vuelta por cada ola que rompía en la orilla me llena de nostalgía.
Espero poder estar de regreso por allá muy pronto.

Esta fotografía no la tomé en el momento en partiríamos de regreso hacia Monterrey, pero el sol apenas saliendo y el tronco lleno de moluscos que era llevado de ida y vuelta por cada ola que rompía en la orilla me llena de nostalgía. Espero poder estar de regreso por allá muy pronto.

Amanecer en Cancún

EL ILUMINADO

EL ILUMINADO

El cielo se encontraba claro cuando abandonamos el hostal y nos adentramos entre las desnudas rocas de la sierra, pero aún faltaban varios minutos, quizás una hora, para que el cielo se asomara majestuosamente por encima de lo que los Catorceños llaman “El Pueblo Fantasma”. Mi compañero y yo llegamos a una roca que nos permitía contemplar todo el pueblo de Real de Catorce y el altiplano que yace hasta el infinito; él se adelantó y quedé escuchando mas que mi propia respiración. El viento que bajaba desde las partes más altas de la montaña arreció e hizo que la temperatura bajara unos cuantos grados, de seguro por debajo del punto de congelación. Cada una de mis aspiraciones era una batalla por no rendirme ante el frío. De la manera más espontánea, pronuncié un Padre Nuestro, y le di las gracias a Papá Dios por permitirme estar en ese dónde y en ese cuándo. Y por un instante olvidé el frío, olvidé mis penas y mis dolores. Una fuerza hizo que mis rodillas se doblaran y, cuando el sol iluminó la parte más alta de la Cruz de la Iglesia de San Francisco, yo yacía hincado, con los brazos extendidos formando una cruz y con una lágrima descendiendo por mi mejilla. El frío pasó, mis temores regresaron, no se me acercó un ciervo para que hablara con él, no hice un sermón en la montaña, sin embargo una parte de mi corazón quedó marcada con esa luz.

Real de Catorce

Real de Catorce

EL DOMO INVISIBLE

EL DOMO INVISIBLE

El valle era tan verde y el cielo tan azul, como las memorias de una niñez casi olvidada, que tuve que cerciorarme de que lo que estaba frente a mí no se trataba de un sueño o de una mala jugada de mi mente. No más de cinco kilómetros detrás, el cielo era obscuro, lóbrego; pero anduvimos por la sierra hasta que las nubes cedieron y revelaron este hermoso valle. Quizás protegido por un domo invisible, el valle yacía puro, bello, inerte -quizás- ante lo que sucedía detrás de las montañas que lo rodeaban.

El Domo Invisible en la Sierra de Santa Marta

El Domo Invisible en la Sierra de Santa Marta

LA NIÑA QUE SE AFERRÓ A MÍ

LA NIÑA QUE SE AFERRÓ A MÍ

No fue por mi extravagante carisma que sucedió, pero cuando nuestros ojos se cruzaron, en otro universo se abrieron miles de rosas al unísono mientras que en el ambiente una melodía hizo vibrar hasta al más elemental de los átomos. Ella vino, reventó la burbuja que me proteje, tomó mi mano y me ofreció su amistad. Juntos estuvimos hasta que cada quien tuvo que seguir con su respectivo camino, tan separados que pareciera imposible que se vuelvan a juntar…sin embargo esa misma imposibilidad fue la entrelazó nuestras sendas.
Sonrisa

EL SELFIE

Un selfie con ella, ¿por qué no? Y aquí es en donde agradezco a Checo Lópezdelara por su amistad y por permitirme ver sonrisas en donde pensaba que nunca las encontraría.
Selfie

¡CULTURA POR TODOS LADOS!

SAN MIGUEL DE ALLENDE

Si hay alguna ciudad que por la cual México debería de sentirse realmente orgulloso es San Miguel de Allende, Guanajuato. Sí, su categoría de Pueblo Mágico ha protegido mayormente su estilo arquitectónico original, pero el nivel de cultura que se respira es lo que realmente sorprende. Los pintores con su caballetes trazando con distintos métodos las imponentes Iglesias; el juglar en la esquina contando historias de antaño mientras se acompaña con una simple melodía; los escritores (decenas de ellos), concentrados en su próxima página mientras otros comparten sus párrafos; el ballet extranjero que con sus exóticos pasos deleita a los paseantes en la plaza principal (sí, gente común y no necesariamente apasionados amantes de ese arte); el escultor que con su mirada intenta discernir la figura que está dentro de los monolitos de mármol y cantera; y el loco fotógrafo que busca transfomar la luz en algo agradable para los ojos; y todos conviviendo en armonía. Bendita cultura.

TEMPLO DE NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD

Las puertas de la iglesia se estaban cerrando, pero aún así me permitieron el paso. Me indicaron el lugar por el cual debía de salir, y me dejaron sólo para tomar cuantas fotografías quisiera del lugar, desde cualquier ángulo, con tripié; sin ninguna desconfianza, solo con pacto no hablado entre el Sacristán y yo.

Templo de Nuestra Señora de la Salud.

Templo de Nuestra Señora de la Salud.

¡ALIENS!

¡ALIENS!

Supongo que si Maussan viera era esta fotografía (o alguna otra parecida), diría que las luces en el centro muestran signos de inteligencia, de comunicación y que por la tanto son seres de otro planeta tratando de hacer contacto.
La verdad es que se tratan de dos aviones que cruzaban el cielo en el momento en tomaba la fotografía.

Aviones en el Sur de Nuevo León

Aviones en el Sur de Nuevo León

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...